Salto de Péndulo en Baztan Abentura Park

EL COLUMPIO GIGANTE DEL BAZTAN

En pleno Valle del Baztan, a una hora al noreste de Pamplona y a pocos kilómetros de la frontera con Francia, se erige la impresionante plataforma desde la que se realiza el salto de péndulo. Una caída al vacío de 40 metros, acompañada de un gran vaivén de 140, que hace sentir el balanceo de un columpio gigante. Adrenalina en estado puro en medio de un marco incomparable

Metros de altura
Metros de radio
Segundos de caída libre
Segundos suspendido en el aire

El salto más grande de Europa

En la lista de deportes de riesgo que se pueden practicar en Navarra está en primera posición el salto de péndulo. Situado en Beartzun, a escasos kilómetros de Elizondo –escenario en el que tienen lugar las novelas de la trilogía del Baztan de Dolores Redondo– se encuentra la plataforma desde donde se realiza la caída al vacío.

Es considerado el salto más grande de Europa, con el “trampolín” enclavado en medio del valle a 100 metros de altura y un vaivén de 140 metros ya que, a diferencia del puenting, este deporte de riesgo consiste en caer de la misma forma que un columpio gigante. Es decir, dibujando un arco gigante en el cielo.

Ya solo la llegada a Baztan Abentura Park impresiona. Desde el coche se puede vislumbrar un paisaje precioso del que se disfruta con tan solo contemplarlo, pero en la última curva antes de llegar al parque ya empiezan a entrar los nervios y el miedo. El solo hecho de ver la plataforma en la que vas a estar en unos minutos ya produce vértigo.

En el viaje en furgoneta hasta el salto ya se puede sentir la tensión. El silencio y las miradas cómplices entre los que se van a tirar contrastan con el buen ambiente de los trabajadores. Acostumbrados a la tarea de lidiar con los nervios de decenas de personas cada día, se evaden en sus conversaciones. En los asientos de adelante, risas. En los de atrás, concentración.

PATRICIA SANAZARIO

MIKEL GOÑI

BELÉN CALAMA

 

Fue increíble, te hace descargar toda la adrenalina del cuerpo. Cuando estás abajo ya te apetece tirarte otra vez

 

Tuve miedo, pero a la vez fue una experiencia impresionante. Lo repetiría sin dudarlo

 

Es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida. La sensación de caer al vacío y las vistas son maravillosas

Nada más bajar de la furgoneta, impresiona. Los que más convencidos están se asoman para ver la altura, equivalente a unos 30 pisos. Los más miedosos no quieren saber esos datos, solo desean que llegue el momento de tirarse. Pero para eso hay que esperar. La seguridad es lo primero. Tras colocar arneses y la línea de vida, ya se puede acceder.

Entonces llega el subidón de pulsaciones. Ya solo queda enganchar los mosquetones a las cuerdas, esas de las que va a depender tu vida. Confías todo a unas fibras de poliamida, que esperas que no fallen. Desde que has llegado todo son procedimientos de seguridad, pero ya dudas de todo. Hasta cuando te preguntan si estás preparado.

Pero si lo estás. Quieres tirarte. Aunque no estás muy convencido cuando abren la puerta. Tras una cuenta atrás, tienes que caer al vacío. No ves a dónde, pero tienes que saltar. Te lo piensas, pero ya no hay vuelta atrás. Solo puedes ir hacia delante. Y vas.

La primera sensación es increíble. Una caída de cuarenta metros en vertical, en la que sientes que vas a acabar en el suelo. Entonces las cuerdas llevan tu cuerpo en horizontal, hasta parecer que te vas a estrellar contra algún árbol. En ese momento la cuerda frena en seco, te balanceas y vuelves a la niñez, cuando pedías a tu madre que te empujase más fuerte en el columpio. Disfrutas del vértigo que da el mirar hacia la regata que discurre por debajo.

El salto ya ha finalizado, pero tu diversión no. Hasta el hecho de volver al punto de partida hace que sigas exaltado. Estás suspendido a 100 metros de altura. Pero llegas a la plataforma desde la que has saltado hace unos segundos, y tu momento ha acabado. Pones el pie de nuevo en firme y ya tienes ganas de más. Sientes tristeza porque ya no te volverás a tirar, pero ilusión porque sabes que volverás. Has descubierto la adrenalina en estado puro.•

Textos y edición de vídeo Jon Viedma 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR